headerphoto

TRAICIÓN A LA DEMOCRACIA. SUMISIÓN AL TERROR

Publicado en "El Periódico de Yecla" el día 6 de Diciembre de 2006.
Algo pasa en este país cuando no se escucha a quienes han dado su vida por España, a quienes han defendido, incluso con su vida, la ley y el orden constitucional vigentes. Algo pasa cuando no se escucha al clamor popular que grita en las calles a ZP para que no se rinda ni ceda al chantaje del terror. Algo pasa cuando más de un millón de personas salen a la calle y se les desprecia, critica y se calumnia a los miembros de la AVT. Algo pasa cuando la televisión estatal emite “Cine de Barrio” a la misma hora en que ese millón de españoles se manifestaba, de forma pacífica, por las calles de la capital de España, Madrid. Algo pasa cuando Pedro Saura y Domingo Carpena, hasta el día de hoy no sabemos candidato a qué, siguen con su silencio habitual, sumisos a las órdenes de Rodríguez Zapatero y no se han pronunciado como sí lo han hecho Bono, Ibarra, Rosa Díez…y tantos socialistas que creen en la unidad de España y no piensan que la Paz se consiga cediendo a las voluntades de los violentos. ¿Pedro Saura y Domingo Carpena piensan lo mismo que Zapatero? El que calla otorga, y mientras no digan lo contrario, tanto Saura como Carpena, son cómplices de negociar con ETA a espaldas de la sociedad española y murciana en particular. Ocurre que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se está movilizando y junto a ella toda la sociedad española que no cree que la mejor manera de ayudar a conseguir la paz en España sea sentarse con los terroristas, de tú a tú y empezar a negociar, olvidando y perdonando, sin memoria histórica, los destrozos que han conseguido a lo largo de todos estos años. No se puede olvidar a quienes han dado su vida por España. Todo el mundo se acuerda del atentado de Hipercor, de la Casa Cuartel de Zaragoza, del atentado de Vallecas, de la cobarde ejecución de Miguel Ángel Blanco, del asesinato por la espalda de Gregorio Ordóñez, el profesor Manuel Broseta, Fernando Múgica, el matrimonio Jiménez Becerril, el policía nacional Ángel García Rabadán, Jose Luís Caso…y así hasta mil inocentes, muchos de ellos niños pequeños, indefensos, cuyo único pecado era ser hijo o hija de un defensor de la Constitución Española, guardia civil, político, periodista, juez, militar… o simplemente, estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado. El Partido Popular está, como ha estado siempre, al lado de las víctimas del terrorismo, al lado de los que han sufrido el chantaje y las amenazas. El Partido Popular está a favor de que se cumpla la ley, del cumplimiento íntegro de las penas. El Partido Popular no cederá al terror porque sería, en cierta forma, legitimar el uso de la fuerza para conseguir los fines perseguidos. Al final ganarían los terroristas, los chantajistas, los manipuladores…y eso, en un estado democrático no se puede permitir ni consentir. Desde el Partido Popular, queremos dejar claro que en modo alguno podemos comparar esta situación a la de 1998, la situación a la que hace referencia el PSOE para legitimar su cobardía al ceder a las exigencias de ETA, sentándose a negociar con ellos a espaldas de los españoles, sin luz ni taquígrafos. En ningún momento el gobierno de Jose Mª Aznar puso sobre la mesa la soberanía nacional, ni la anexión de Navarra al País Vasco, ni la amnistía generalizada...Esto hay que dejarlo muy claro. El gobierno de los GAL utilizó la fuerza sin creer en la justicia del estado de derecho. Ahora, el gobierno de ZP, para expiar esos “pecados” del pasado asociados a gobiernos del PSOE quiere hacer todo lo contrario, legislar para hacer una justicia sin fuerza hacia los violentos, los chantajitas, los terroristas, que no utilizan los cauces democráticos para reivindicar sus pretensiones soberanistas, dicho sea de paso legítimas en un estado democrático como el nuestro. Otra cosa es que se ponga en juego la unidad nacional, y eso, el Partido Popular no lo pone en peligro. El PP es todo un garante de las libertades y derechos constitucionales que todos nos dimos en el año 1978 hace 28 años, y esto no es precisamente de lo que pueden presumir otros, pero el PP sí presume de hacer patria, de hacer España, todos los días, desde cualquier Ayuntamiento o Comunidad Autónoma. El PP estará siempre defendiendo la Constitución Española, estará al lado de los que la defienden y la han defendido con su vida. El Partido Popular quiere la paz, pero no a cualquier precio, no a costa del olvido y la dignidad de las víctimas. La unidad de España es innegociable. Aquí no hay más camino que el de hacer cumplir la ley. No se puede legislar favoreciendo al que siembra el terror, al que trata de imponer su voluntad mediante la fuerza. Si eso es lo que quiere el PSOE, adelante, las traiciones se pagan en las urnas, y el pueblo español sabrá valorar, en su justa medida, el alcance de este proceso negociador emprendido por Zapatero, en el que ha olvidado y despreciado el dolor de las víctimas.

EDUCACION PARA LA CIUDADANÍA Y DERECHOS HUMANOS

Publicado en "El Periódico de Yecla" el 16 de Noviembre de 2006.

Bajo el título de este artículo subyace una de las más sibilinas ideas del gobierno ZP, el adoctrinamiento ideológico de nuestros hijos. Me gustaría recordar, para refrescar la memoria, el artículo 26.3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 1948: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. Más reciente es la Constitución Española de 1978, en concreto, el artículo 27.3 nos dice que “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. En el mismo sentido también se pronuncia la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, año 2000, en su artículo 14.3. Digo todo esto porque ZP se ha reído de todos nosotros al introducir en el currículo de las enseñanzas obligatorias la asignatura de Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos. Esta asignatura tiene carácter obligatorio y será evaluable, amén de que quitará horas lectivas a nuestros hijos de asignaturas como Tecnología o Filosofía. El borrador de esta asignatura ha sido elaborado por la Cátedra de Laicidad y Libertades Públicas “Fernando de los Ríos” de la Universidad Carlos III, regida por Gregorio Peces Barba, conocido ideólogo socialista, que hace poco dimitió como Alto Comisionado de las Víctimas del Terrorismo. El Ministerio se ha negado a negociar los contenidos de la asignatura con la Comunidad Educativa. Ha llamado a unas cuantas ONG’S y asociaciones afines al PSOE, pero no ha llamado a los verdaderos implicados, los padres y los profesores, los verdaderos protagonistas del sistema educativo, junto con los hijos y que, curiosamente, Zapatero y sus chicos han olvidado consultar. Esta asignatura conlleva un riesgo importante de adoctrinamiento ideológico por el gobierno de turno y supone un atentado a la libertad de educación que recoge la Constitución Española, al igual que la Declaración de los Derechos del Hombre y la Carta Europea de los Derechos Fundamentales. Cuando la ministra de Educación, la Sra. Cabrera presentó el pasado Junio el borrador de la asignatura decía sin inmutarse que “la asignatura tenía como objetivo fundamental el crear ciudadanos conscientes de esos derechos (en referencia al derecho de reunión y discusión aceptando la opinión del contrario) y acostumbrados a ejercerlos. Tratar de educar a los niños y adolescentes en el ejercicio de sus derechos y de sus libertades”. Al escuchar esto a mí me entraron escalofríos. ¿Un gobierno educando a mis hijos? ¿No soy yo suficiente para educarlos? ¿Dónde entran los padres en la educación de los hijos? Es en la familia donde se aprenden valores como la solidaridad, la cooperación, el amor, la comprensión, la tolerancia, el respeto, la libertad, la responsabilidad, la toma de decisiones por mayoría…No creo yo que ahora la escuela tenga como objetivo suplantar la labor educadora de las familias. No estoy hablando exclusivamente de la familias religiosas, también en las laicas se aprenden esos valores morales básicos para vivir en sociedad. Sólo necesitamos padres responsables y comprometidos con la educación de los hijos. Partiendo de esta premisa, en cualquier hogar español de hoy en día se enseñan los principios más esenciales para vivir en comunidad, porque al fín y al cabo, la primera sociedad con la que convive un individuo es su propia familia, con las particularidades de cada una sin entrar a juzgarlas, ni mejores ni peores. Lo que más me asusta es lo de “crear ciudadanos”, vamos, como si de cualquier producto industrial se tratara. Los ciudadanos se crearán en el colegio a imagen y semejanza del profesor o gobierno de turno, quien los evaluará según sus propios criterios. Esto se llama adoctrinar.Pues va a ser que no. Mis hijos no van a ser un experimento social por más que ZP se empeñe. A mis hijos no los amaestrará ZP como se hizo en su momento en los países del Este bajo gobiernos de izquierdas como si fueran animales. Ahora que los monos ya tienen sus derechos y no se puede experimentar con ellos alegremente, ZP pretende que experimentemos con nuestros hijos una asignatura que ni ellos saben como saldrá. Decía Cicerón que la familia era el principio de la ciudad y la semilla del estado, pues bien, hagamos política para la familia, que cada uno en su casa transmita a sus hijos los valores morales y sociales que estime oportunos y lleve a sus hijos a los centros que crean convenientes. Nada puede suplantar el papel de la familia en la educación de los más pequeños, ni tan siquiera un gobierno como el de Zapatero. La verdadera libertad a las familias está en que cada una pueda transmitir a sus hijos los valores morales y sociales en los que cree, y para ello, el Estado tiene que asegurar, como así dice la Constitucion Española, los instrumentos necesarios para esa educación en libertad. Los padres exigimos el derecho de elegir libremente la educación y el tipo de centro educativo que queremos para nuestros hijos. De los valores que queremos inculcar a los más pequeños ya nos encargaremos nosotros, los padres, ayudados o no, según nuestras preferencias, por el ideario del colegio, religioso o laico, elegido para educarlos en la libertad y el respeto a los demás y la tolerancia a las demás creencias religiosas, entre otros valores fundamentales. No queremos una escuela intervenida por el Estado, y mucho menos, que el Estado forme moralmente a sus moradores, nuestros hijos.

RESPONSABILIDAD, SERIEDAD, COHERENCIA

Artículo publicado en "El Periódico de Yecla" el 19 de Octubre de 2006.

Ha pasado un mes desde mi último artículo en “El Periódico de Yecla” sobre el agua, y aún sigo sin saber lo que opina el PSOE sobre el trasvase del Ebro, tan necesario para estas tierras sedientas de agua. El PSOE, representado en Yecla por Domingo Carpena, diputado regional hasta el próximo mes de mayo, tiene que dar esas explicaciones a los agricultores de Yecla y Jumilla. Hace dos años que el trasvase del Ebro se derogó porque, entre otros, Pedro Saura, el Secretario General a secas, y nunca mejor dicho, de los socialistas murcianos, nos dejó a los murcianos con 450 hectómetros cúbicos menos de agua de la que teníamos asegurados. Pedro Saura votó a favor de la derogación del trasvase del Ebro. El Secretario General de los socialistas murcianos, Pedro Saura, votó en contra de los intereses de los agricultores de la Región de Murcia. El que quiere ser alternativa a Ramón Luís Valcárcel, Pedro Saura, votó para que los 40 hectómetros cúbicos de agua que venían a Yecla y Jumilla se fueran al mar. El jefe de Domingo Carpena, Pedro Saura, votó por la muerte del campo yeclano, que sin agua, dejará de producir y llevará a la ruina a muchas familias de nuestra ciudad que dependen del campo para vivir, porque el campo es y ha sido su medio de vida. Ante esta tropelía del PSOE murciano, ante este atentado al campo yeclano, Domingo Carpena no ha dicho nada, prefiere mirar hacia otro lado y hablar de otras cosas. Es un especialista en desviar la atención. Yecla necesita que los socialistas yeclanos se definan con el tema del agua. Desde el Partido Popular de Yecla hemos pedido en reiteradas ocasiones su parecer, pero el silencio ha sido su respuesta, seguramente porque no tienen parecer en este tema o porque no saben lo que esta tierra necesita. El programa A.G.U.A. salió de la chistera simplemente porque tenían que destruir uno de los mayores logros del Partido Popular, el PHN. Pero el programa A.G.U.A. no es más que propaganda, porque nada nuevo hay que no estuviera contemplado en el PHN del Partido Popular, y eso se puede contrastar. El Partido Popular siempre ha dicho lo mismo en el asunto del agua. Somos coherentes y no cambiamos el discurso en función de lo que nos digan desde Madrid, como hacen los compañeros del camarada Carpena, jefe de los socialistas yeclanos hasta el momento, claro. Con el PHN aprobado por el Partido Popular se cubría la demanda de agua que tiene la cuenca del Segura, a saber 2000 Hm3, de los cuales, tan sólo tenemos 800. Es decir, que con el PHN del Partido Popular los 1200 Hm3 que nos faltaban estaban asegurados por ley, la Ley 10/2001 de 5 de Julio del PHN, una Ley que contentaba a todas las regiones, que tenía incluso, las bendiciones de José Bono, sí, el mismo que ahora ha renunciado a la alcaldía de Madrid porque no quiere saber nada del gobierno ZP. Lo más importante, el PHN era sinónimo de solidaridad interterritorial entre españoles. El agua es un bien común de todos y no privilegio de unos pocos. Para un partido que cree en la igualdad y se le llena la boca de decirlo, el PSOE, ha quitado el agua a unos para dársela a otros. ¿Por qué no la reparte? ¿Tan poco decoro tenemos que somos capaces de vender a una parte importante de la sociedad que vive del campo y para el campo? ¿Es acaso ansia de poder? ¿Era el precio de la Moncloa vender a los agricultores murcianos y alicantinos? Si yo fuera socialista murciano, de ahora en adelante, palabras incompatibles, hubiera dejado de ser socialista ante tan brutal atentado contra la dignidad de miles de agricultores. Mientras tanto, el Partido Popular no ha variado un ápice su discurso. Agua para todos, porque todos somos iguales. Un catalán no es más ni menos que un murciano. Un catalán es igual en derechos y deberes que un murciano ante la Constitución Española. Parece que el PSOE olvida la Constitución de todos, olvida la igualdad de españoles y se centra en la supuesta superioridad de unos en detrimento de otros, apoyan estatutos de autonomía claramente contrarios a los intereses del resto, blindan ríos, caudales, impuestos…por un puñado de votos. Eso no es hacer España. Eso es generar odios innecesarios entre españoles. Eso es dividir España. Eso es desintegrar España. Eso es liquidar España. En el Partido Popular creemos en Yecla, en la Región de Murcia, en su capacidad de generar riqueza para España que, en gran medida, depende del agua. Por ello, para el Partido Popular de Yecla, el agua es y será objeto de preocupación constante. Lucharemos para traer a Yecla y a la Región de Murcia el agua necesaria para seguir a la cabeza en crecimiento económico. No permitiremos que la joya de la economía regional murciana, la agricultura, desaparezca porque no tenemos agua gracias a que gente como Pedro Saura y Domingo Carpena, socialistas obreros, han sido capaces de “robar” con su silencio, el agua que el Partido Popular había comprometido para Murcia con el PHN. El Partido Popular seguirá trabajando para traer el agua que falta a estas tierras y no renunciaremos al Trasvase del Ebro, a pesar de que hay interesados en que el PP suelte la bandera del río de la solidaridad entre españoles, el Ebro. Un último mensaje a los ciudadanos de Yecla. Si alguien tiene la más mínima duda sobre este tema u otros, el Partido Popular de Yecla está abierto todas las tardes desde las 19.30 horas hasta las 21.30 horas, y yo, particularmente, me comprometo a despejar cuantas dudas puedan tener acerca de la gestión del Partido Popular en este tema tan importante para todos como es el agua. Queridos vecinos. AGUA PARA YECLA, AGUA PARA TODOS.

AIGUA PER A TOTS?

Artículo publicado en "El Periódico de Yecla" el 16 de Septiembre de 2006.

Dos años después de la derogación del trasvase del Ebro empiezan a vislumbrarse las verdaderas razones por las que Carod, Maragall y el resto de la constelación de estrellas de la izquierda catalana se oponían al envío de agua a la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería. No es cuestión de un problema medioambiental grave que se le pudiera ocasionar al delta. No sólo es cuestión de insolidaridad con el resto de España, que lo es. Es cuestión de “negoci”. Hace unos días, nuestro Consejero de Agricultura y Agua de la Región de Murcia, Antonio Cerdá, desveló que se habían desprotegido algo más de 6000 hectáreas en el delta del Ebro, con lo que se pueden así abrir las puertas a las urbanizaciones. No hay más que pinchar en el buscador de Internet google la frase “construcció de vivendes al delta de l’ebre” para darse cuenta, de entre los resultados, que no va muy desencaminado el Consejero al hacer público la decisión del ejecutivo catalán, del PSOE. Después de todo este tiempo, empezamos a conocer las verdaderas intenciones ocultas detrás de la derogación del trasvase. Al igual que se tardó tiempo en descubrir toda la trama de los GAL, de igual forma veremos lo que hay detrás de ese sospechoso interés en derogar un trasvase que el propio PSOE defendía años atrás. Sí, están ustedes leyendo bien. Cuando Borrel era ministro de Obras Públicas y Cristina Narbona, Secretaria de Estado de Medio Ambiente, el PSOE apostaba por los trasvases porque la desalación era muy cara y con perjuicios para el medio ambiente, en concreto, para las praderas de posidonia tan características de la costa mediterránea española. Yo empiezo a verlo claro. Quieren el modelo turístico y la agricultura de la Región de Murcia. Ahora bien, ellos no tienen nuestro Sol, ni nuestro clima, ni nuestras gentes. El trasvase del Ebro no es ninguna locura. Es algo que tarde o temprano tendremos que acometer. El desierto avanza. Cada vez llueve menos. Cierto es que hay señales de cambio climático, pero no menos cierto es que ese trasvase de agua desde la España húmeda hacia la seca haría mucho bien por el medio ambiente. Hay estudios que señalan a los trasvases como la solución definitiva a los problemas de escasez de agua. Eso sí, el agua hay que saber aprovecharla, pero creo que eso ya lo sabemos hacer, y dicen los expertos extranjeros que bastante bien. La desalación es una técnica que puede solucionar los problemas puntuales de falta de agua en alguna ciudad costera, pero no en todo el litoral como pretende hacer el gobierno socialista con su programa AGUA. Además, los emisarios de salmuera son muy contaminantes y, entre otros productos que emite una desaladora, están el ácido sulfúrico y detergentes usados para limpiar tuberías, etc. Por no hablar de la corta vida de estas instalaciones monstruosas que tendremos que pagar entre todos próximamente. No podemos confiar el progreso del Levante Español a las desaladoras. Su consumo energético, y por tanto de dióxido de carbono, CO2, son altísimos. A ZP le da igual el protocolo de Kyoto. Podríamos incluso colapsar la red eléctrica y volverían los conocidos apagones, con las consiguientes pérdidas para el sector turístico, entre otros. Además, ¿no es un poco de locos dejar que el agua se vaya al mar y luego tomar esa agua y quitarle la sal? En cuanto al Altiplano, mucha paja y poca agua es lo que ha traído el partido socialista a estas tierras. El señor Fuentes Zorita, por si alguien no lo sabe, del PSOE, ha anunciado que nos traerá de 10 a 15 hectómetros cúbicos. Vamos a ver, el Partido Popular iba a traer 40 hectómetros cúbicos a través del trasvase del Ebro. Sí, tres veces más agua. El Partido Popular iba a traer a Yecla y Jumilla tres veces más agua que la que quiere traer el PSOE, eso sí, sin contar con sus amigos de Castilla La Mancha. El PSOE, y eso ya lo sabemos todos, dice en un sitio una cosa y la contraria en otro. En Hellín dicen que hay que ponerle fecha de caducidad al trasvase, y en Cieza, Saura dice otra cosa. Este clima de crispación política por la falta de agua tiene un origen claro, la derogación del trasvase del Ebro. El agua del Ebro es para unos pocos, no para todos. El agua del Ebro si que se puede trasvasar a Barcelona, a Gerona, a Lérida, pero no a Murcia y Alicante. Nos dejan que nos sequemos. Condenan nuestro futuro. Puedo entender que los dirigentes socialistas catalanes no estén a favor de traer agua, lo que no entiendo es que los dirigentes socialistas de la Región de Murcia, con Saura a la cabeza, estén en contra del trasvase. Yo mismo, no sé si Domingo Carpena, candidato socialista que ha perdido dos veces las elecciones municipales en Yecla, está a favor del trasvase del Ebro. No sé si los socialistas yeclanos o jumillanos están a favor o en contra del trasvase del Ebro. Me gustaría que se pronunciaran en contra de la política hídrica del gobierno central, que está condenando el futuro de esta comarca. Sin agua, las ciudades no pueden crecer y la agricultura no puede sobrevivir. Decir que la solución a los problemas de agua del Altiplano pasa porque no se lleven más agua a la costa alicantina es generar desconfianza hacia nuestros vecinos, intentando enfrentar a españoles con españoles. Ya lo han hecho. En Castilla la Mancha no nos quieren a los murcianos. En Aragón tampoco. Menos en Cataluña. Lo mismo les sucede a nuestros vecinos alicantinos. Este clima no existía cuando gobernaba el Partido Popular en España. El PSOE está utilizando el agua como arma arrojadiza entre regiones hermanas. A Yecla, a la Región de Murcia, ZP nos está quitando el agua, nos está condenando poco a poco y nos quiere enfrentar con otros. A ZP le decimos, desde el Partido Popular de Yecla: “ El agua es de todos y no de unos pocos”.

TRAICIÓN AL ALTIPLANO

Publicado en el diario "La Verdad" el 16 de Agosto de 2006



Poco más de dos años hace de la derogación del trasvase del Ebro. En todo este tiempo se han escuchado todo tipo de propuestas para traer agua al Altiplano de Yecla-Jumilla.
El trasvase desde el embalse del Talave podía ser solución siempre y cuando el Tajo, Medio o Alto, tengan agua suficiente para trasvasar. Todos sabemos, que el trasvase desde el embalse de Mequinenza, en el río Ebro, sí que era posible, porque a día de hoy, se han vertido al mar más de 18 trasvases de los que pedía el Partido Popular para Murcia, Comunidad Valenciana y Almería. Pero en todo este tiempo, para Yecla y Jumilla sólo tenemos promesas que están en el aire dependiendo de la voluntad de terceros. Porque no nos olvidemos, el trasvase desde el Talave al Altiplano está condicionado a que los castellano-manchegos cedan más agua a través del acueducto Tajo-Segura. O ¿qué quiere Narbona? Con la misma cantidad de agua que llega a la Región desde el Tajo, ¿que se detraiga agua para llevarla al Altiplano? No, el Altiplano no quiere quitar agua al resto de la Región de Murcia, así que para ello, para que venga agua del Tajo al Altiplano, la dotación de agua a través del Acueducto Tajo-Segura tendrá que subir. ¿Tenemos ese asunto ya zanjado? ¿A Barreda no le importa unos hectómetros cúbicos más para nosotros los del Altiplano de Yecla y Jumilla? Permítanme ustedes que lo dude. No me fío. No es que sea desconfiado pero es que salen de una mentira y se meten en otra. El caso es contentar a todo el mundo y luego hacer lo que les venga en gana. Esa fiebre trasvasista, y repentina, que le ha dado a la ministra Narbona con el Tajo y no con el Ebro, para mí tiene trampa. De momento ha dicho que va a estudiar la propuesta del Presidente Valcárcel, pero en cualquier caso sin resultados antes del 2009. Narbona sabe que si el PSOE quiere ganar algún voto en la Región de Murcia tiene que cambiar su discurso en el tema del agua. A ellos no les importa mentir, ya están acostumbrados a decir blanco cuando quieren decir negro, a llamar proceso de paz a una negociación con terroristas, a decir Plan A.G.U.A. cuando quieren decir " PLAN MURCIA SÉCATE Y PÚDRETE". En el Altiplano queremos agua, se nos está acabando, aquí no tenemos posibilidad de comprarle agua desalada al Ente Público del Agua, ni estamos conectados con la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, al menos Yecla. Y que no venga Saura ahora a decirnos que nos conectará con el Taibilla. Menos palabras y más agua para el Altiplano de Yecla y Jumilla. Al Ministerio de Medio Ambiente se le ha ocurrido la brillante idea de que ahorremos agua los murcianos. Señora Narbona, no nos tome el pelo, que esto ya lo venimos haciendo desde hace muchísimo tiempo. En esto los murcianos damos ejemplo al resto de España. Tenemos la tarifa de agua más cara de España, somos de los que menos fugas por conducciones tienen en sus redes de transporte, los que más cuidamos el preciado recurso que es el agua. Murcia es referente internacional de utilización y reutilización del agua. No nos cuenten más milongas. Como decía un compañero suyo hace unos días en un artículo de Opinión, un poquito de por favor y más respeto para Murcia y los murcianos. Ahora se está viendo que no contamos para los futuros envíos de agua, si es que los hay. Dependemos de Narbona, Barreda, Carod y Montilla, ninguno de ellos murciano, ¿es que no somos los murcianos suficientes como para decidir por nuestra cuenta el futuro de esta Región? Con todos mis respetos, estos dirigentes políticos no están autorizados moralmente para decidir si a Murcia viene o no viene agua. El agua es un bien público. Nadie puede arrebatarnos ese derecho constitucional que tenemos los murcianos. No queremos el agua para tirarla al mar como hacen en otras comunidades autónomas, queremos el agua para trabajar, para generar riqueza, no sólo para Yecla, Jumilla o la Región de Murcia, sino riqueza para España. ¿Qué padre le niega el pan a un hijo para dárselo a otro? Un buen padre reparte entre sus hijos. Un buen padre no perjudica a un hijo para que otro sea el que tenga éxito. Un buen padre cree en la igualdad de oportunidades. Un buen padre no tiene hijos favoritos, a todos los quiere por igual. En España sabemos, desde que gobierna el PSOE, que hay Comunidades Autónomas favoritas para el Ejecutivo Zapatero. Esto es de chiste. Señores del PSOE, dejen de jugar con los ciudadanos del Altiplano. No nos mientan más. Cambien el discurso. No vendan nuestra tierra por unas siglas (el puño y la rosa de Zapatero) que no quieren en nada a la Región de Murcia. Si alguien quiere a Murcia, al Altiplano, le daría agua, agua suficiente como para seguir generando riqueza para España. El que no trae agua, ni quiere a Murcia ni a los murcianos. Hasta el día de hoy, los únicos que han demostrado que quieren a Mucia, a los yeclanos y jumillanos, son los dirigentes del Partido Popular, que trabajaron hasta hacer realidad el PHN que hoy ya es historia. Y que nadie olvide que en el PHN del PP, derogado por orden de Carod Rovira, Maragall, Marcelino Iglesias, entre otros ilustres fenómenos de la izquierda española, ya estaban contempladas las desaladoras que hoy se atribuyen otros (u otra) como méritos suyos. Hasta el día de hoy, Carpena (líder de uno de los cuatro grupos de la oposición en Yecla y diputado regional por el PSOE) y Abellán (alcalde de Jumilla y Senador por el PSOE), discípulos de Saura por la gracia de Zapatero, sólo venden un discurso vacío de contenido, de mucha paja y poca agua, un discurso que les escriben en Madrid y que ellos escenifican aquí en la Región de Murcia, ¿haciendo méritos? Me gustaría saber lo que pintan estos murcianos en el gobierno ZP. Eso sí, todos los murcianos nos hemos dado cuenta de su traición a la Región de Murcia. En Yecla nos estamos dando cuenta de su traición al Altiplano. Cuando se derogó el trasvase del Ebro para esta zona hablaban de medidas urgentes, hasta tal punto, que dos años y un mes después aún no tenemos ninguna propuesta seria más que el ahorro de agua y la canción "Vamos a contar mentiras" que interpretó hace pocos días Saura en Jumilla cuando prometió acabar con la falta de agua de esta tierra. Increíble pero cierto. Están estrangulando a la Región de Murcia, los dirigentes socialistas del Altiplano están callando y el dirigente, Saura, en Madrid orquestando la traición. Nos han vendido a los catalanes y ¿a cambio de que? Deberían tomar ejemplo del socialista lorquino, Miguel Navarro, entre otros muchos que hay silenciados, y ponerse en contra de las directrices de su partido en Madrid y pedir el agua que nos hace falta, pero claro, para eso, hay que tener mucho amor a Murcia y los que traicionan, no aman.
Loading...