headerphoto

EpC y Derechos Humanos

Bajo el título de este artículo subyace una de las más sibilinas ideas del gobierno ZP, el adoctrinamiento ideológico de nuestros hijos. Me gustaría recordar, para refrescar la memoria, el artículo 26.3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 1948: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. Más reciente es la Constitución Española de 1978, en concreto, el artículo 27.3 nos dice que “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. En el mismo sentido también se pronuncia la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, año 2000, en su artículo 14.3. Digo todo esto porque ZP se ha reído de todos nosotros al introducir en el currículo de las enseñanzas obligatorias la asignatura de Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos. Esta asignatura conlleva un riesgo importante de adoctrinamiento ideológico por el gobierno de turno y supone un atentado a la libertad de educación que recoge la Constitución Española, al igual que la Declaración de los Derechos del Hombre y la Carta Europea de los Derechos Fundamentales. Cuando la ministra de Educación, la Sra. Cabrera presentó el el borrador de la asignatura decía sin inmutarse que “la asignatura tenía como objetivo fundamental el crear ciudadanos conscientes de esos derechos (en referencia al derecho de reunión y discusión aceptando la opinión del contrario) y acostumbrados a ejercerlos. Tratar de educar a los niños y adolescentes en el ejercicio de sus derechos y de sus libertades”. Al escuchar esto a mí me entraron escalofríos. ¿Un gobierno educando a mis hijos? ¿No soy yo suficiente para educarlos? ¿Dónde entran los padres en la educación de los hijos? Es en la familia donde se aprenden valores como la solidaridad, la cooperación, el amor, la comprensión, la tolerancia, el respeto, la libertad, la responsabilidad, la toma de decisiones por mayoría…No creo yo que ahora la escuela tenga como objetivo suplantar la labor educadora de las familias. No estoy hablando exclusivamente de la familias religiosas, también en las laicas se aprenden esos valores morales básicos para vivir en sociedad. Sólo necesitamos padres responsables y comprometidos con la educación de los hijos. Partiendo de esta premisa, en cualquier hogar español de hoy en día se enseñan los principios más esenciales para vivir en comunidad, porque al fín y al cabo, la primera sociedad con la que convive un individuo es su propia familia, con las particularidades de cada una sin entrar a juzgarlas, ni mejores ni peores. Lo que más me asusta es lo de “crear ciudadanos”, vamos, como si de cualquier producto industrial se tratara. Los ciudadanos se crearán en el colegio a imagen y semejanza del profesor o gobierno de turno, quien los evaluará según sus propios criterios. Esto se llama adoctrinar.Pues va a ser que no. Mis hijos no van a ser un experimento social por más que ZP se empeñe. A mis hijos no los amaestrará ZP como se hizo en su momento en los países del Este bajo gobiernos de izquierdas como si fueran animales. Ahora que los monos ya tienen sus derechos y no se puede experimentar con ellos alegremente, ZP pretende que experimentemos con nuestros hijos una asignatura que ni ellos saben como saldrá. Decía Cicerón que la familia era el principio de la ciudad y la semilla del estado, pues bien, hagamos política para la familia, que cada uno en su casa transmita a sus hijos los valores morales y sociales que estime oportunos y lleve a sus hijos a los centros que crean convenientes. Nada puede suplantar el papel de la familia en la educación de los más pequeños, ni tan siquiera un gobierno como el de Zapatero. La verdadera libertad a las familias está en que cada una pueda transmitir a sus hijos los valores morales y sociales en los que cree, y para ello, el Estado tiene que asegurar, como así dice la Constitucion Española, los instrumentos necesarios para esa educación en libertad. Los padres exigimos el derecho de elegir libremente la educación y el tipo de centro educativo que queremos para nuestros hijos. De los valores que queremos inculcar a los más pequeños ya nos encargaremos nosotros, los padres, ayudados o no, según nuestras preferencias, por el ideario del colegio, religioso o laico, elegido para educarlos en la libertad y el respeto a los demás y la tolerancia a las demás creencias religiosas, entre otros valores fundamentales. No queremos una escuela intervenida por el Estado, y mucho menos, que el Estado forme moralmente a sus moradores, nuestros hijos.

El Estatuto de Castilla la Mancha

En los próximos días se aprobará un texto de consenso entre el PSOE y el PP manchegos del nuevo Estatuto de Autonomía de esa Comunidad Autónoma. Espero, como murciano y español, que impere el sentido del Estado en ese texto y, al final, no se haga referencia alguna a la política del agua que, hasta que la Constitución Española de 1978 no se modifique, es competencia del Estado, vamos, del Gobierno de España. Seguimos pues con el juego, invadiendo competencias que la Constitución no otorga a las Comunidades Autónomas. Ahora que la agricultura parece ser el sector que nos puede ayudar a superar la crisis económica vamos y le ponemos la fecha de la muerte. El 2015, es un número precioso, acabado en la "Niña Bonita", un número que representará, si la dignidad y el orgullo de nuestros parlamentarios no lo impiden, la muerte y la destrucción de la Huerta de Europa.

Don Quijote de la Mancha, caballero del honor y ejemplo de dignidad, bondad, solidaridad...se quitaría el apellido "de la Mancha" si pudiera contemplar esta aberración. En Murcia sabemos que si en el Tajo no hay agua, aquí tampoco. No pedimos el agua que allí no tienen. El trasvase está pensado para traer el agua sobrante en cabecera una vez cubiertas las necesidades de abastecimiento humano, de riego y ecológicas, y entre estas necesidades no se encuentran las de llenar presas aguas abajo para luego obtener energía eléctrica.
El presidente Barreda debería de preocuparse más por las necesidades hídricas de Ciudad Real, las Tablas de Daimiel ( que prácticamente no existen), las Lagunas de Ruidera ( secas), el estado del acuífero 23, etc. Tanto descontrol y dejadez en los tiempos de Bono han perpetrado ese atentado medioambiental. Allí si se ha derrochado agua plantando cultivos que sólo son rentables en el Norte de España debido a la gran cantidad de agua que necesitan. Ahí están las cifras. Ahí están los datos. Ahí está la solución que hace poco propuso el presidente Valcárcel y no la quieren considerar. Si quieren a Castilla la Mancha deberían plantearse el Trasvase del Tajo Medio y no preocuparse de quitar el agua a quienes la gestionan de manera eficaz y ejemplar. No olvide el presidente Barreda que aquí en Murcia, hasta las aguas residuales son aprovechadas, depurándolas y reutilizándolas en un porcentaje superior al del resto de España y, por supuesto, de Castilla la Mancha.
Ahora tienen la oportunidad de rectificar. De quitar cualquier referencia al trasvase Tajo-Segura. Es el momento de demostrar la visión de Estado. El Gobierno debería de actuar. No creo que ningún padre, ante la falta de comida, dejara que el plato de lentejas se lo comiera un hijo y dejara morir al otro de hambre. Creo que un buen padre, reparte el plato entre los dos en función de las necesidades de cada uno. Al más seco, al más hambriento, no lo puede dejar morir de inanición. Eso es lo que ha de hacer Zapatero con los Estatutos. Hacer valer la Constitución y no dejar que los diecisiete hijos quieran disponer de los recursos a su antojo. Se necesita, más que nunca un padre y una madre para repartir lo disponible. El Estado es una casa y hemos de funcionar todos a una. No podemos ser unos irresponsables y dejar que cada uno de los miembros opere conforme le venga en gana. Necesitamos un Presidente del Gobierno de España con visión de Estado, Zapatero ya ha demostrado que para eso no sirve, le queda muy grande el traje.

TRES PECADOS (entre otros) DE ZAPATERO EN MURCIA

El Sr. Zapatero se ha reunido con algunos presidentes de Comunidades Autónomas para explicarles su impresionante modelo de financiación. Digo algunos, porque al presidente de todos los murcianos lo ha intentado ningunear. No lo ha llamado aún para explicarle lo mismo que a Montilla, Chaves y Touriño. El Presidente Valcárcel, además de ser mi presidente y del que me siento muy orgulloso, es el representante soberano de los murcianos, votado en las urnas con el 60 por ciento de los votos, el más aclamado de toda España, es el barón popular con más votos, que nadie lo olvide, y por algo será. Zapatero falta el respeto a millón cuatrocientos mil habitantes de España, aunque para él sólo existan poco más de un millón. Si su táctica es ahogar a la Región de Murcia se equivoca. Aquí, en Murcia, no creemos a Zapatero. El PSOE ha cometido tres pecados muy graves en la Región de Murcia.
1. El PSOE votó a favor de la derogación del PHN de José María Aznar, que traían a Murcia 450 hectómetros cúbicos de agua todos los años, en total, unos 450.000.000.000 litros de agua que se van al mar.
2. El PSOE se olvida de que existen 300.000 murcianos y no los tiene en cuenta a la hora de las transferencias educativas, sanitarias, con lo que se está prestando un servicio de peor calidad. Con el dinero de un millón de personas, se atienden un millón cuatrocientos mil. Desde luego que en Murcia sabemos aplicar al máximo el dicho de "Donde comen un millón, comen un millón cuatrocientos mil".
3. El PSOE condena al aislamiento a la Región de Murcia. Para ir a Madrid en AVE, nos obliga a ir por Elche en lugar de por Cieza, la salida natural hacia Madrid. Un AVE que en muchos tramos no superará los 85 km/h, un timo. A este paso tendremos AVE a finales de 2020.
Hay muchas más perlas por las que los murcianos nos sentimos ninguneados por parte del Presidente de todos los Españoles. La estrategia está clara. Quieren estrangular a Murcia para que los murcianos pierdan la confianza en Valcárcel. Se equivocan. Aquí en Murcia no olvidamos. La estrategia mediática de torpedear a la Región de Murcia al final se volverá en su contra. Pusieron a Bermejo como candidato socialista al Congreso y aún así, a pesar de sus malsonantes palabras en mítines y demás fiestas de partido, se llevaron un batacazo y el peor resultado que se recuerda. De momento, en la Región de Murcia, el resultado es 7 diputados a 3, lo que equivale al doble de votos. Toda una paliza democrática en las urnas, resultado de unas políticas nefastas contra los intereses de Murcia, y por ende, de España.
Loading...