headerphoto

LA IMPORTANCIA DE TENER LAS MANOS LIMPIAS Y ADEMÁS...QUE NO HUELAN


“Nosotros tenemos las manos limpias”. Así rezaban las servilletas que el Partido Popular de José María Aznar repartía en las campañas electorales de los últimos años del felipismo, donde la corrupción y el enriquecimiento ilícito eran señas de identidad de un PSOE en declive que acabó perdiendo la confianza de los ciudadanos. Ese lema,  “Nosotros tenemos las manos limpias”, supuso para el Partido Popular de Aznar llegar a todos esos sectores de la sociedad que empezaban a ver que en la política española no había sitio para la gente honrada, para la gente preparada, para la gente, en definitiva, con vocación de servicio a la sociedad. Era un rayo de luz y esperanza para todos esos españoles que estaban hartos de tanto latrocinio y mamoneo ( el caso Guerra, B.O.E, Filesa, Malesa, Time Sport, Roldán, las comisiones del AVE a Sevilla, Ibercorp, Mariano Rubio en el Banco de España…y también el gobierno de Carlos Collado en Murcia…). Supuso una de las primeras piedras del mejor gobierno que ha tenido España y el comienzo de una era de prosperidad económica como nunca jamás la hubo. Pero no es esto de lo que quiero hacer una reflexión. Para eso están los historiadores. Yo quiero hacer una reflexión sobre la tibieza que hoy parece imperar respecto de la corrupción entre los responsables políticos.
Corren malos tiempos para la cosa pública, la gente está cansada de ver siempre a los mismos actores echándose en cara cosas que van y vienen de los juzgados pero que luego no tienen consecuencias más allá de las periodísticas (portadas de periódicos, temas de tertulias televisivas y radiofónicas…) La lucha contra la corrupción tiene que ser una auténtica arma con la que deberían contar todos los partidos políticos. No sirven las palabras huecas y grandilocuentes contra los amigos de lo ajeno. Decía Aldous Huxley que “ cuando más siniestros son los designios de un político más estentórea se hace la nobleza de su lenguaje” La sociedad civil quiere más señales inequívocas de que los políticos son gente honrada, gente que quiere trabajar por  servir a la sociedad y que, además, están dispuestos a ser examinados constantemente por los que votamos. Es importante que los partidos políticos sepan elegir bien y con tino a sus representantes. Pueden cometer errores, todos lo hacemos y los partidos políticos no lo van a ser menos, pero cierto es que están  obligados a una inmediata rectificación para reparar esa confianza rota por el engaño del político a la sociedad. Una persona con mácula no es digna de representar la voluntad popular.
Queremos políticos intachables en lo personal y en lo profesional. Auténticos gestores del dinero ajeno, del dinero de todos. Llegado el momento no les debería temblar el pulso para cesar a aquel que ha metido la mano donde no debía y se las ha ensuciado.Tenemos un Estado de Derecho en el que tenemos que confiar ciegamente y si alguna vez, se ha acusado injustamente a alguien, el Estado debe reparar el error cometido. Una cosa son las denuncias…otra cosa son las imputaciones que ya han sido estudiadas por gente que son ( y debe ser así) independientes. No menos cierto es que las denuncias falsas tienes que ser ejemplarmente castigadas como  un delito mayor. Una imputación es algo muy serio que afecta no solo al político de turno sino también a su familia y demás allegados. Y no digamos al partido al que pertenece.
Una justicia más rápida, ágil y eficaz quitaría muchos quebraderos de cabeza y bajaría la tensión social que se respira hoy día en la calle. La corrupción es uno de los mayores problemas que tenemos los españoles y es la causa de esa desconfianza en la clase política, pero aún más preocupante es que el propio sistema democrático pueda verse dañado porque no se pone remedio a una situación provocada por unos cuantos golfos que, desgraciadamente, son imposibles de detectar cuando entran en los partidos, pero sí cuando están dentro hemos de ser efectivos en su detección y eliminación.
Para llegar a la sociedad hay que ser creíble, hay que ser limpio, estar limpio, ser un espejo.
En lo que respecta a la derecha liberal española, al Partido Popular, tiene las mejores ideas para sacar a España de donde está, tiene el mejor proyecto para España y para Murcia porque los mejores técnicos, las mejores cabezas,  colaboran con el PP…y como hoy decía María Dolores de Cospedad, Secretaria General del PP, el PP tiene muchas personas entre las que elegir para llevar a cabo el proyecto del Partido Popular.

Mi apuesta personal es Juan Carlos Ruíz  Es una persona honrada, trabajadora, sencilla, con una clara vocación de servicio a Murcia, con un alto conocimiento de las administraciones. Una trayectoria política que avala su gran perfil como gestor público y que, además,  tiene las manos limpias y no le huelen¿ Qué más puede pedir Murcia para encarar con ilusión el futuro

LIBERTAD DE ELECCIÓN DE CENTRO



“Es la última de las vilezas consentir que en la nación no haya Justicia” ( Antonio Maura)

La Constitución Española en su artículo 27 establece el derecho de los padres, según sus propias convicciones, para educar a sus hijos menores. Es fundamental para un Estado de derecho y democrático como el nuestro hacer valer nuestra Constitución y dejar que las familias puedan elegir libremente el centro escolar de sus hijos. De no ser así, estamos interviniendo en dicha educación y no dejamos que el sistema pueda así purgar a los que no hacen sus deberes. El Estado debe asegurar una educación de calidad para todos pero no debiera intervenir en un derecho tan básico y fundamental reconocido en nuestra Constitución como lo es la libertad de las familias para elegir la educación de sus hijos. Y resulta que este derecho tan básico se está vulnerando en España desde que existe la zonificación en el proceso de admisión de alumnos en los distintos centros educativos. Zonificar es dirigir, zonificar es interponerse, zonificar es intervenir en el normal proceso de elección, zonificar es, por tanto, prohibir elegir libremente el centro que uno quisiera para sus hijos. No disfracemos el zonificar bajo el pretexto de una educación más homogénea y sin diferencias…porque no todos somos iguales, aunque lo seamos en derechos y obligaciones.
Hay que ser coherentes y valientes y plantear el derecho a elegir centro como algo natural. Hasta será bueno para mejorar la calidad educativa de los centros públicos y privados. Hay centros concertados  y también públicos que están en zonas muy pobladas y que por ese hecho tienen asegurados todos los años los alumnos sin pararse, muchos de ellos, a pensar si son buenos o malos centros educativos aunque los resultados académicos sean nefastos. Los hay  muy buenos,  colegios concertados y públicos que no tienen esa suerte y que ven disminuir años tras año sus matrículas por el simple hecho de que solo pueden acceder, en principio,  alumnos de esa zona urbana.  La libertad de elección de centro permitirá también dar un salto de calidad a cada uno de los centros educativos, pues será obligado entonces buscar la excelencia para no perder alumnos ni, por qué no decirlo, el concierto si se trata de un concertado o la intervención del Estado para cambiar la gestión del centro público y asegurar así la educación pública y de calidad con la que se les llena la boca a la progresía intelectual de este país. Por supuesto que se han de tener en consideración las situaciones específicas de cada centro, es ahí donde la Administración tiene los deberes por hacer.
La calidad en la educación mejorará eliminando la zonificación pues obligará a los centros a  mejorar continuamente para ser elegidos por los padres como referencia fundamental, sin renunciar ni olvidar como la principal que es la familia, del proceso de educación de sus hijos. De esta manera se acabará con los privilegios de algunos y se permitirá una libre competencia entre los colegios, sean públicos o concertados. No hay que tener miedo a cambios que nos harán mejores. Solo tienen que preocuparse los inmovilistas, los vagos, los conformistas…precisamente esos que están lastrando el crecimiento económico y social de España.
Podemos entrar en discusiones de cómo sería ese proceso de admisión de alumnos. Ni para ti ni para mí. Un 50 por ciento de las admisiones para alumnos de fuera de zona y un 50 por ciento para los más cercanos. Si no se llenara el primer grupo se completaría con los de la zona. De esta forma damos opciones a que un alumno de Espinardo pueda elegir, por qué no decirlo, el instituto público de La Alberca. En cualquier caso no voy a hacer aquí un desarrollo somero de cómo tendría que ser ese proceso en los centros. Hay comunidades autónomas, como la de Madrid, que lo han resuelto muy elegantemente, sin cercenar derechos que es de lo que se trata.
Aquí lo importante son dos ideas: Libertad de elección para los padres y Mejora en la Calidad de la Educación en los distintos centros educativos, objetivos básicos de toda sociedad democrática que se precie. Un sistema educativo de calidad, inclusivo , integrador y exigente, garantizará la igualdad de oportunidades y hará efectiva la posibilidad de que cada alumno desarrolle el máximo de sus potencialidades. El artículo 27.2 de la Constitucion lo deja muy claro: “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.”
En las próximas semanas se abrirá el proceso de admisión de alumnos para el curso 2014/2015 y sería bueno y deseable que las distintas Consejerías de Educación facilitaran el CUMPLIMIENTO CONSTITUCIONAL de la libertad de elección de Centro, que por cierto, también recoge la LOMCE.
El Partido Popular defiende el derecho a decidir la educación que los padres quieren para sus hijos, así pues, todos los Consejeros de Educación están obligados a cumplir el contrato que tienen para con los ciudadanos y para con los que los hemos votado. Pero lo más importante es que están obligados por la Constitución Española a no cercenar las libertades de los españoles, es de Justicia.


En 2006 ya defendíamos la libertad de elección de Centro para los padres y una educación de calidad.. ( pincha para comprobarlo)

Loading...