headerphoto

Sebastián y sus bombillas


Nos desayunábamos hace unos días con la noticia de que más de la mitad de las bombillas que Sebastián, el ministro , no el mayordomo, estaban todavía en las oficinas de Correos sin llegar a los destinatarios. Una noticia terrible porque, o bien, Correos ha perdido la eficacia que antaño le hizo llegar a ser uno de los mejores servicios postales del mundo o, simplemente, lo más probable, que el mensaje de ahorro energético no ha calado lo suficiente en la sociedad española. Gastarse esos más de ocho mil millones de pesetas ( 50 millones de euros) en comprar BOMBILLAS CHINAS no es, precisamente, ayudar a la economía española que tanto queremos sacar de la recesión. Sebastián tenía que haber dado ejemplo comprando a empresas españolas las bombillas de bajo consumo, ayudando así a nuestro maltrecho tejido industrial. Comprar en China es, precisamente, un mal ejemplo de un mediocre ministro de industria. ¿No hay empresas españolas que fabriquen bombillas de bajo consumo?

0 comentarios:

Loading...