headerphoto

I + D + I PARA SALIR DE LA CRISIS

Decía Einstein que “En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”. En estos tiempos en los que las recetas intervencionistas de muchos de los gobiernos no funcionan, cuando las nacionalizaciones de los bancos parecen ser la receta caída del cielo, donde se están asegurando, con dinero del contribuyente, los ahorros de los más pudientes (me gustaría saber el número de familias que tienen de 50.000 a 100.000 euros depositados en los bancos), sería, cuando menos interesante, que alguien hablara de salir de la crisis “trabajando”, hasta el día de hoy, la receta del éxito.A nuestros profesionales de la política se les llena la boca cuando hablan de Investigación más Desarrollo más Innovación, el manido I+ D + I del que se echa mano cuando no se sabe qué decir ni tampoco hacer. Es precisamente ahí donde puede estar una de las claves para ayudarnos a salir de la crisis industrial, económica, financiera, de valores, institucional…No seamos necios, la crisis es un hecho real que ha estado latente durante mucho tiempo, unos la predijeron hace años, otros, hace unos meses aún seguían negándola y les sirvió para ganar las elecciones, engañando, no diciendo toda la verdad, o reconociendo medias verdades, como en ellos es habitual. Ahora se manifiesta con unos síntomas, pero si los remedios no funcionan, tendremos otros, mucho peores, comparables sólo a tiempos de posguerra.Hace tiempo que vengo escribiendo de lo necesario que resulta apostar por la energía nuclear para reducir nuestra dependencia externa de energía. Han sido los precios de la energía los que han colmado el vaso. Al ministro Sebastián le pasa lo mismo que al pastorcillo mentiroso que siempre decía que “venía el lobo”. De tanto mentir, ya no se le hace caso ni cuando dice una verdad. Es lo que ha pasado en las últimas semanas. Hablaba el ministro de utilizar coches híbridos (no eléctricos ni solares) para reducir emisiones y ahorrar energía.¿Y esto qué tiene que ver con la crisis? A lo largo de los últimos años el ladrillo ha sido el motor de la economía española, un sector volátil, con un mercado finito y unos productos que, una vez puestos al mercado, duran más de cincuenta años. Mientras se “producen” perfecto, pero el mercado se satura y la gente no se encuentra en la necesidad de “renovar” un piso cada cinco o diez años. En cambio, sectores como el del mueble, el calzado, el tapizado…y el sector de la automoción tienen que estar en permanente revisión porque han de adaptarse a las necesidades de la sociedad en tiempo récord. TENEMOS QUE FABRICAR COCHES HÍBRIDOS Y ELÉCTRICOS EN ESPAÑA, preferiblemente con las empresas que ya hay instaladas en nuestro país, o incluso facilitando la creación de nuevas empresas de coches, como hizo antaño el añorado INI. Ahí es donde realmente hace falta la inversión del gobierno Zapatero. Invertir para generar trabajo.Esta tecnología acabará imponiéndose en el mercado. En ciudad no se sobrepasan los 40 kilómetros por hora y las prestaciones siguen siendo las mismas. Por tanto, desde ya, debería de hacerse una importante apuesta por este tipo de coches para que el parque automovilístico comenzara a contaminar menos y, de paso, activar un sector de la economía española que está en clara recesión apuntando cierres definitivos. Ya hay marcas que lo comercializan desde hace años pero es más caro que sus homólogos convencionales. ¿Fabricarlos totalmente en España reduciría costes? Ahí entran en juego los economistas ¿Subvencionar aún más la compra de estos coches siempre y cuando se fabriquen en España? Pues también podría ser un buen destino de ese fondo gubernamental.Alguno podría preguntarse, ¿y de dónde se sacará la energía eléctrica que consumirán en un futuro todos esos coches, bien eléctricos o de tecnología híbrida? Está claro que la red eléctrica española tendrá que tener asegurado un suministro energético que no esté sujeto ni a Argelia, ni a Marruecos. Hablo de no depender energéticamente de terceros. A día de hoy, solo se puede conseguir apostando por la energía nuclear. Si nos decidimos a invertir en I + D + I conseguiremos mejorar la seguridad y el rendimiento de las centrales, haciéndolas más “simpáticas” para esa mitad de españoles que no creen en ellas, amén de que estaremos consolidando, para el futuro, un sector importantísimo para nuestro país, el energético. Sólo así, invirtiendo en I + D + I conseguiremos hacer que nuestros productos sean competitivos a precios razonables para el mercado interno y referencia tecnológica del resto de países, que verían en España, un modelo a seguir, como ya lo hicieron en los ocho años de José María Aznar.
Si no actuamos inmediatamente, la próxima crisis que afectará seriamente al sector industrial de España será la energética. Sin independencia energética España nunca podrá subirse al carro de los mejores. Y ahí sí que lo pasaremos mal, muy mal.
P.D. Hay mucho más que decir. Mucho más que profundizar. Pero esto es un blog y la finalidad es dar a conocer una opinión, que para muchos será equivocada y alejada de la realidad. Generar debates enriquecedores para beneficio de nuestra sociedad. Acabo con otra frase de Einstein, “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.
Alfonso Galdón es Profesor de Física.

2 comentarios:

Sol dijo...

Aquellos años en la que, por ejemplo, Manuel Jiménez_alfaro, un personaje con él único capital de su palabra, reunio a un grupo de empresarios de valladolid y fundó FASA renault..Osea, no valores volátiles, ni valoraciones infladas...capital y trabajo.
Enhorabuena por el blog.

Anónimo dijo...

NO TENEIS VERGUENZA. TANTO TIEMPO DANDO LA BRASA CON LAS AGUAS Y AHORA NOS HABEIS VENDIDO AL MEJOR POSTOR. NO CONTEIS CON MI VOTO. IRÁ PARA ROSA DÍEZ

Loading...